HUÉSPED SIN INVITACIÓN

Por Cristina Méndez Rodríguez (13 años)

06 Huéspedes sin invitación

Su corazón latía desbocadamente, estaba seguro que había visto girar el tirador de la puerta. Sabía que si se ocultaba en el segundo nivel no habría manera de escapar, entonces comenzó a bajar las escaleras muy lentamente mientras el extraño intentaba abrir la puerta. Pero Cedric sabía que quién estaba al otro lado era muy fuerte, más fuerte de lo normal, y que en cualquier momento podía tirarla  y abrirse paso al interior de la casa. Tenía que ser rápido y silencioso.

Se dirigió a la puerta trasera, la abrió y antes de salir le dio un último vistazo al interior de la casa. Las escaleras de madera al centro del salón, las paredes vacías y descoloridas y la luz de la luna que entraba por la única ventana del salón, alumbraba la puerta que en ese momento se abrió de golpe. Inmediatamente atravesó la puerta y corrió lo más rápido que pudo hacia el bosque que estaba al otro lado de la calle. Afuera estaba lloviendo y había charcos de lodo por todos lados, la luz de la luna alumbraba el camino a través de las ramas de los árboles. Entonces, Cedric se dio cuenta de que no estaba solo, lo estaban siguiendo. El extraño debió haber sabido que trataría de escapar y había venido con refuerzos con quienes ahora lo seguía.

Cedric sabía lo que el extraño quería porque él lo tenía. Un anillo con el poder de convertir a quién lo usa en el ser más poderoso del universo y él líder de los Skanders, una raza que vive oculta en la tierra, a la que él pertenece.  También sabía lo que iba a hacer porque él ya no podía protegerlo y sabía quién era la siguiente en la lista que podría mantenerlo a salvo.

Entonces, llegó a una casa y entró por la ventana a una habitación, y en la mesa dejó un objeto y una nota y luego se fue sin dejar huella.

Al amanecer Susan se despertó y en su mesita de noche encontró un anillo con una nota que decía: “Protege el anillo a toda costa, posee un gran poder, no dejes que caiga en manos equivocadas.”

(Este relato fue escrito por uno de los participantes del taller de Escritura Fantástica y está basado en “Los Misterios del Señor Burdick” por Chris Van Allsburg, FCE.)

Advertisements